Urgencias: 606 066 066
Consejos para evitar los malos olores de las arquetas residuales

Consejos para evitar los malos olores de las arquetas residuales

Valora este post

Las arquetas no solo las encontramos en el hogar, y por eso queremos desde una visión industrial explicar unos consejos para evitar los malos olores en las de tipo residual

Las arquetas residuales son cámaras subterráneas que forman parte del sistema de alcantarillado de una vivienda o edificación como una empresa. En el que caso de estas últimas, las arquetas se encuentran en sus instalaciones para gestionar las aguas residuales provenientes de los baños, cocinas, lavaderos y cualquier otro punto donde se generen aguas sucias. Estas arquetas están conectadas a la red de alcantarillado municipal o a un sistema de tratamiento de aguas.

¿En qué se diferencian las arquetas residuales?

Las principales diferencias entre las arquetas residuales y otros tipos de arqueta son las siguientes:

  • Arquetas de saneamiento: Las arquetas residuales están específicamente diseñadas para la gestión de aguas residuales, es decir, las aguas sucias provenientes de los desagües de lavabos, inodoros, duchas, bañeras, lavadoras y fregaderos. En cambio, las arquetas de saneamiento se utilizan para la recogida y conducción de aguas pluviales y aguas limpias que provienen de los tejados y las superficies impermeables de una edificación.
  • Arquetas de inspección: Además de las arquetas residuales y de saneamiento, también existen arquetas de inspección, que se utilizan para permitir el acceso y la inspección de la red de alcantarillado. Estas arquetas suelen estar ubicadas en puntos estratégicos del sistema para facilitar la limpieza, el mantenimiento y la detección de posibles obstrucciones o problemas.
  • Función y ubicación: Mientras que las arquetas residuales están diseñadas específicamente para la recolección y transporte de aguas residuales, las arquetas de saneamiento y de inspección cumplen funciones distintas y se ubican en diferentes lugares del sistema de alcantarillado.

En resumen, las arquetas residuales son cámaras subterráneas que forman parte del sistema de alcantarillado y se utilizan para la gestión de aguas residuales domésticas. Se diferencian de otros tipos de arqueta, como las de saneamiento y de inspección, por su función y el tipo de agua que recogen y transportan.

Consejos para evitar los malos olores

Para evitar los malos olores en las arquetas residuales, es fundamental mantener un buen sistema de saneamiento y tomar algunas medidas preventivas. Aquí tienes algunos consejos para evitar los malos olores:

  1. Limpieza y mantenimiento regular: Realiza limpiezas periódicas de las arquetas residuales para eliminar acumulaciones de residuos y sedimentos que puedan generar olores desagradables. Contratar servicios de limpieza de alcantarillado profesional de manera regular puede ser una opción efectiva.
  2. Evitar vertidos inadecuados: No viertas sustancias nocivas o sólidos que puedan obstruir las tuberías o descomponerse y generar olores desagradables. No arrojes aceites, grasas, productos químicos o materiales no biodegradables por los desagües.
  3. Utilizar productos biodegradables: Opta por productos de limpieza y detergentes biodegradables que sean menos propensos a causar olores persistentes.
  4. Mantener las tuberías limpias: Evita que las tuberías se obstruyan y generen malos olores realizando regularmente limpiezas preventivas con productos adecuados o con métodos naturales, como la combinación de bicarbonato de sodio y vinagre.
  5. Evitar el estancamiento de agua: Asegúrate de que las arquetas tengan un buen flujo de agua, evitando el estancamiento. Si hay problemas de drenaje, contacta a un profesional para resolverlos.
  6. Revisar las tapas y juntas: Asegúrate de que las tapas y las juntas de las arquetas estén en buen estado y ajustadas correctamente para evitar filtraciones y olores.
  7. Ventilación adecuada: Asegura una buena ventilación en los espacios cercanos a las arquetas residuales para evitar la acumulación de olores en el interior de la vivienda o edificación.
  8. Colocar trampas de agua: Utiliza trampas de agua en los desagües de los sanitarios y sumideros. Estas trampas evitan que los gases del alcantarillado asciendan y produzcan olores desagradables en el interior.

Siguiendo estas medidas, es posible mantener las arquetas residuales libres de malos olores y garantizar un ambiente más saludable en el hogar o edificación. Siempre que existan problemas persistentes de malos olores o drenaje, se recomienda consultar a un fontanero o profesional especializado en sistemas de saneamiento para una revisión y solución adecuada. En Limpiezas Industriales Morga, contamos con especialistas en redes de saneamiento y con fontaneros, además de contar también con más de 25 años de experiencia en el sector.

Además, debemos tener en cuenta que existen regulaciones nacionales pero también locales, y que en este caso, en Limpiezas Industriales Morga somos conocedores/as de la legalidad y por ello ajustamos todo el proceso de limpieza a cumplir con los requerimientos.

Valora este post

Últimos contenidos sobre obras y servicios

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar